INTRODUCCIÓN

Antes que nada me gustaría definirme en una filosofía de vida, un estilo dietético, una cosmovisión. Voy a etiquetarme, antes de que tú lo hagas! Así que te contaré una historia muy bien conocida que sucedió hace aproximadamente 2.5 millones de años atrás. Trata sobre el estilo de vida que han seguido nuestros ancestros, os hablaré sobre sus hábitos, sus cambios fisiológicos, su alimentación (La dieta Paleo)…

Pienso que es importante para entender como funciona el organismo humano actualmente, sobretodo a nivel metabólico pero también a nivel mórbido.

Bueno, sin más preámbulos, vamos a empezar:

Hace mucho mucho tiempo concretamente en la Edad de Piedra, apareció un colectivo de homínidos que actualmente nombramos como Homo Habilis, precisamente su habilidad de crear herramientas de piedra les permitió aumentar la ingesta de productos animales y curiosamente conllevó al desarrollo del cerebro humano. Estos homínidos finalmente evolucionaron hasta conformar nuestra actual especie, el Homo Sapiens que apareció hace unos 200.000 años cerca de Etiopia. [1]

Esta historia sobre nuestro origen también nos cuenta que nuestros antepasados fueron recolectores y cazadores. Su dieta se basaba en verduras, tubérculos, porciones de proteína animal y ocasionalmente el consumo de frutas.

Estos hechos narrados por la literatura científica me plantean algunas incógnitas. ¿Nuestro estilo de vida debería parecerse al de nuestros ancestros? ¿Nuestro cuerpo ha conseguido evolucionar genéticamente para adaptarse a los cambios y manipulaciones de los productos comestibles que tenemos actualmente a nuestra disposición?

Muchos especialistas en los últimos años han empezado a plantearse estas preguntas. Pero no es más importante lo que piensas tú? Cuales son tus creencias actuales? Estas preparado para cuestionarlas?

En este post voy a darte un poco de información, y si realmente algo no te encaja y te parece importante, siempre se puede ahondar más.

El caso es que:

  • Llevamos el 99,6 % de nuestra evolución como especie humana llevando una alimentación de base vegetariana.
  • Para nuestros antepasados la actividad física era vital para conseguir el alimento.
  • Los ritmos vitales estaban adaptados a los ritmos naturales de la luz y estaciones (importantes para la salud hormonal).
  • Estaban adaptados a periodos de ayuno (tal vez por ello el ayuno nos resulta terapéutico).
  • Los antropólogos sostienen que la dieta de nuestros ancestros influyó considerablemente en la expansión cerebral, el incremento del tamaño cerebral y la reducción del tracto intestinal [2]
  • En los últimos 200 años se ha producido la revolución de la era industrial, proporcionándonos comida procesada y ultraprocesada. Con el consecuente aumento de enfermedades crónicas. [2]

CONCLUSIÓN

Como conclusión creo que deberíamos hacer caso a lo que nos dicta nuestro propio sentido común, aunque todavía no tengamos revisiones sistemáticas científicas de calidad sobre esta temática, muchas veces no necesitamos este tipo de confirmación para aplicar cambios en nuestra vida diaria. Así que para que esperar sí podemos experimentar, ya somos probetas del sistema industrial actual ¿porque no escogemos cual debe ser nuestro estilo de vida? Yo ya me he decidido… Cual es tú elección?

No pretendo extenderme mucho más, probablemente publicaré contenido relacionado más adelante.

Por si quieres más información sobre la dieta paleo adjunto enlaces sobre el promotor del concepto dieta paleo y de donde he obtenido el contenido.

Ejemplo de la dieta paleo

Ejemplo de la alimentación de nuestros antepasados

Enlaces de interés:

https://thepaleodiet.com/paleo-diet-faq/ [1]

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK482457/ [2]

https://felixmora.com/laverdadacercadelos-omega-3/

https://academic.oup.com/ajcn/article/81/2/341/4607411

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC1559480/

7 comentarios
  1. scr 888
    scr 888 Dice:

    You actually make it seem so easy with your presentation but I find
    this matter to be really something that I think I would never understand.
    It seems too complex and very broad for me. I am looking forward for
    your next post, I’ll try to get the hang of it!

    Responder
  2. Miguel Garcia
    Miguel Garcia Dice:

    Esta claro que debemos comer muchos menos alimentos procesados, pero también deberemos tener cuidado con los alimentos «naturales», ya que hay muchos animales hormonados, hipermedicalizados, viviendo en condiciones pésimas, hiperestimulados para crecimiento rápido, alimentados pesimamente, etc. y cultivos de alto rendimiento, con pesticidas. Creo que deberíamos terminar con todas las malas prácticas y malas producciones. Eso sería un trabajo de conciencia del ser humano, aunque no creo que todos estén preparados, y eso que las evidencias son superevidentes. Gracias por tu contribución a la reflexión alimentaria individual.

    Responder
    • Félix Mora
      Félix Mora Dice:

      Coincido con esta perspectiva, también es importante difundir y resaltar que ya existen alternativas para evitar el maltrato animal, ingerir productos de síntesis (plaguicidas, biocidas, fungicidas, fertilizantes, pesticidas, …), o productos hormonales.

      Por suerte hoy en día en muchos países ya está censurado el uso de productos hormonales.
      Y la alternativa a los problemas que has planteado sería apostar por la producción ecológica y/o Demeter: utilizan fitoterapia, medicina homeopática, ofrecen mejores condiciones de calidad de vida animal, …
      También pienso que es un problema de conciencia, y de que todavía quedan muchas cosas por mejorar antes de llegar a lo que sería ideal para el planeta.
      Deberíamos valorar la educación, la economía, la libertad de pensamiento, la libertad de actuación, el sistema gubernamental, la sostenibilidad, contaminación, información, medios de comunicación y divulgación, …
      Es más, insto a cualquiera que este realmente interesado en estas cuestiones que investigue acerca de la situación actual de la producción ecológica y Demeter (también está muy lejos de ser lo ideal).

      Gracias por tú comentario, es importante compartir opiniones constructivas que inciten a la reflexión, además quiero acabar tratando esta temática tal vez más adelante haga una publicación al respecto.

      Responder
    • Félix Mora
      Félix Mora Dice:

      Es un punto de vista muy interesante, la verdad es que para mi es desconocida la cosmovisión de la medicina coreana. Me gustaría saber más.

      No obstante, existen muchos tipos de medicinas alternativas (medicina tradicional china, ayurveda, …) y cada una de ellas tiene su propia cosmovisión. Creo que lo interesante más que centrarse en una de ellas sería el hecho de integrarlas, por ello apuesto por la medicina integrativa.
      Estoy de acuerdo con la medicina coreana en respecto a que la respiración es muy importante en cuanto a fuente de obtención energética, es más, como terapeuta la tengo en consideración como coadyuvante en tratamientos y como estilo de vida saludable. Aunque en cuanto a los % no me encajan por todos los conocimientos que he adquirido hasta ahora, me parece muy interesante valorar la calidad de esa energía que obtenemos a través del tracto respiratorio y el digestivo.
      También quiero destacar que a nivel terapéutico dependiendo del desequilibrio que se haya producido en el organismo de cada persona porcentualmente puede ser más adecuado actuar a nivel respiratorio, cinético (movimiento), energético, alimentario, … Y cuando se consigue integrarlo todo los resultados pueden ser espectaculares!

      Gracias por tú aportación, la respiración y el movimiento son factores muy importantes a tener en cuenta.

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.